Historia

El Centro Cultural de Antigua Guatemala

EL PRIMER PALACIO DEL SIGLO XVI

Fue construido en el área de la residencia original del obispo Francisco Marroquín, quien vendió el terreno a la Real Audiencia en 1549. Era un edificio modesto, de artesonado simple, con portal y techado de teja de barro y con algunas paredes de adobe (Barrera, 2007), pues en esa época no había alarifes o maestros de obras lo suficientemente cualificados para realizar grandes construcciones.

En este lugar se albergaban la Caja Real, la cárcel, el Batallón de Dragones para resguardar el orden, la Sala de Armas, las casas de habitación del presidente, oidores y demás personal administrativo, caballerizas, huertas y bodegas, entre otros (Girón, 1995).

EL PALACIO DEL SIGLO XVII:

La constante actividad sísmica de la región continuamente provocó daños en casi todos los edificios de la ciudad. El Real Palacio, por ser más bien un conjunto de edificaciones y no un solo edificio, fue especialmente sensible a estos daños.

Durante la segunda mitad del Siglo XVII se llevaron a cabo obras de gran envergadura en el Real Palacio que mejoraron la calidad de la construcción y cambiaron su apariencia, sobre todo en la fachada que daba a la Plaza Mayor. Hasta entonces la sección Norte había estado dividida en tres partes: la primera se llamaba el Palacio Grande, que abarcaba casi la mitad del frente y que correspondía a la Real Audiencia, al centro la sala de armas y la capilla, y en el último tercio la cárcel.

Esta fue la época de mayor apogeo de la Ciudad de Santiago de Los Caballeros de Guatemala como sede del gobierno colonial de Centroamérica, la cual y en particular este edificio histórico, albergó al poder político y administrativo de las provincias del Reino de Guatemala, por lo que fue llamado Palacio de la Real Audiencia. Constituyéndose como el mayor centro poblado de la región, que concentró a españoles y criollos, funcionarios, terratenientes y comerciantes, entre mestizos, zambos, blancos e indígenas. La ciudad se diseñó de tal manera que contó con múltiples poblados cercanos, cuyos habitantes indígenas proporcionaron alimentación, bienes, suministros y mano de obra para el sustento de la ciudad y construcción de sus magníficas edificaciones.

LA NUEVA FACHADA DEL SIGLO XVIII:

A consecuencia de tres grandes terremotos que provocaron una escala de destrucción sin precedentes en Santiago, el edificio sufrió reformas más profundas que en los siglos anteriores.

El primer gran terremoto aconteció el 29 de septiembre de 1717. Provocó grandes daños en la mayor parte de los edificios, entre ellos el Real Palacio. Las reparaciones a cargo del Arquitecto Mayor Diego de Porres finalizaron en 1720, posteriormente se construyó  la Casa de Moneda en 1731.

 

Un nuevo terremoto afectó Santiago el 4 de enero de 1751 y los daños en el Real Palacio fueron de tal magnitud que se hizo necesario cerrar la cárcel, la Sala del Real Acuerdo y la Cancillería. Ante tan graves daños, en 1755 el Presidente de la Real Audiencia Alonso de Arcos y Moreno solicitó una reforma total del edificio, esta obra se concluyó nueve años después, dejando el edificio y su nuevo portal con el aspecto que conocemos actualmente.

 

Los terremotos de 1773 provocaron nuevamente severos daños al edificio y en general a la ciudad, lo que provoca que el Presidente y Capitán General Martín de Mayorga, ordene el traslado de la capital a una nueva localización. Grandes porciones del edificio sufrieron graves daños, no sólo por los temblores, sino además por la orden del Presidente de retirar todos los muebles, puertas, balcones y demás elementos del Palacio para ser utilizados en el nuevo que se construiría en la Nueva Guatemala de La Asunción.”

EL EDIFICIO DEL REAL PALACIO EN EL SIGLO XIX

A mediados de 1850, se reconstruyen varios edificios oficiales, municipales y religiosos de La Antigua Guatemala. Se realizaron las reparaciones en el portal del Real Palacio, sobre todo en la sección oriental que estaba más destruida y se retiraron algunas construcciones que se habían hecho por ese sector. 

EL EDIFICIO DEL REAL PALACIO EN EL SIGLO XX

  En 1936, luego de una nueva reconstrucción ordenada por el presidente Jorge Ubico, fue sede de la Gobernación Departamental. El edificio fue reparado nuevamente tras los sismos de 1942 y 1976 que asolaron la zona central del país.”